Centenario Teresa Guasch
Tour Virtual

Centenario Teresa Guasch
Actividades
31/01/2017

Celebración 15 de Enero 2017 – Caminar en sabiduría con Teresa Guasch


MOTIVACIÓN
Dispongámonos a vivir este momento de celebración como comunidad de convocadas por el Señor. Abrámonos a la acción del Espíritu Santo, que se hace presente en nuestro deseo y camina a nuestro lado. Miremos lo que somos, lo que hemos sido, lo que estamos llamadas a ser, con ojos de gratitud y a través de la vida de la Madre Teresa Guasch.

La nuestra, es una época de muchas oscuridades. Paradójicamente, cuanto más avanzamos en otras dimensiones, menos sentido y más cansancio parecen poblar la vida. No obstante, su testimonio permanece como una prueba de que sólo la gratuidad de Dios nos impulsa hacia el futuro y nos hace descubrir lo valioso de la vida, si ponemos los ojos en Él.

Cada día de este Año Centenario, constituye una hermosa oportunidad de alimentarnos de su profunda experiencia. Ella, que abrazó el llamado del Señor y lo acogió enteramente, nos enseña el arte de vivir con hondura y naturalidad la vocación recibida, como opción asumida con simplicidad y como compromiso vital. Teresa Guasch descubrió en la vida que construyó junto a su madre y después junto a su familia religiosa, que lo más significativo de la vida y de la fe, viene signado por la sencillez que abre las puertas a la sabiduría de Dios.

En el nombre del Padre…

Antes de escuchar esta canción y orar con ella, interiormente invocamos la presencia fiel del Espíritu de Dios, Espíritu que es el dulce huésped del alma, el que nos alienta, quien nos habita, quien nos pone en comunión con el PADRE y el HIJO.

Canto: Con sencillo corazón (Cd “Atrévete a Soñar” de Kairoi)

Oramos juntas con el salmo 138

(Al principio y al final, podemos cantar el estribillo: “te doy gracias Señor de todo corazón” u otro de acción de gracias)
Te doy gracias Señor, de todo corazón,

Pues oíste las palabras de mi boca.

Canto para ti en presencia de los ángeles, y me postro ante tu templo santo.

Doy gracias a tu nombre por tu amor y tu verdad, pues tu palabra ha superado tu renombre. El día en que clamé me respondiste, y aumentaste la fuerza en mi alma.

Te darán gracias Señor, todos los reyes de la tierra, cuando oigan las palabras de tu boca. Celebraran los caminos del Señor: es muy grande la gloria del Señor.

Desde arriba, el Señor ve a los humildes y de lejos distingue el orgulloso. Si en medio de angustias caminara, Tú me harías vivir. Con tu mano paras al enemigo y tu diestra me salva.

El Señor lo hará todo por mí. Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.

(Breve espacio de silencio)


Monitora: La sabiduría es luz. La sabiduría simplifica la vida. Hace posible aquello que parece “difícil” o “improbable”. Recrea modos nuevos de relación con las personas, con las situaciones cotidianas que superan las disposiciones o indisposiciones naturales que pueblan el día a día. Sólo la sencillez del corazón, nos va haciendo sabias y sabios.

(Acogemos la Voz del Señor en el silencio de cada una)

Texto: Sabiduría 9, 13-15. 17-18

“¿Quién en realidad, podría conocer la voluntad del Señor? ¿Quién se apasionará por lo que quiere el Señor? La razón humana avanza tímidamente, nuestras reflexiones no son seguras, porque un cuerpo mortal pesa enormemente sobre el alma y nuestra cáscara de arcilla paraliza al espíritu que está siempre en vela. ¿Y quién podrá conocer tus intenciones si Tú no les has dado primero la Sabiduría o no le has enviado de lo alto tu Espíritu Santo? Así pudieron corregir su conducta; al saber lo que te agrada, fueron salvados por la sabiduría” Palabra de Dios.

(Breve espacio de silencio)

Monitora: Todo camino humano, supone disposición, coraje y esfuerzo. Y en todo camino teologal es indispensable una generosa disposición, apertura y deseo de encuentro con el Señor, que es quien nos sale al encuentro.


En Teresa Guasch, ambas experiencias se funden para entregarnos un hermoso testimonio bordado por la virtud de la sencillez. Un testimonio construido en la sabiduría del corazón. La que hace crecer la capacidad de acoger sin exigencias, sin complicaciones, sin reclamos, la gratuidad del amor de Dios. Así ha quedado plasmado en la Relación y Votos del Congreso particular sobre las Virtudes, celebrado en Roma, en noviembre del año 2003 y que confirma con la autoridad de los teólogos, la heroicidad de las virtudes de la Madre Teresa Guasch.

(Los párrafos van siendo leídos por distintas hermanas)

“Los numerosos testigos nos muestran (en Teresa Guasch) a una mujer fuerte, que ha tenido durante casi toda su vida un camino “en pendiente”, sin descorazonarse nunca, sin dejarse llevar de un normal resentimiento en los momentos más difíciles de la fundación. La continuidad de la obra, pone de manifiesto la validez del carisma fundacional y su modernidad” (Conclusión del VIII voto, pág. 51)
“La sierva de Dios fue justa tanto en relación a Dios como en relación al prójimo. Daba a cada uno lo que le era debido: la justa paga a quien trabajaba para la congregación, y cuando los medios eran escasos, encontraba siempre ayuda de la Providencia. Se distinguía por la gratitud que demostraba hacia todos los bienhechores. Quería que se respetara a todos, incluso a los que no demostraban estima por las hermanas y enseñaba a las estudiantes la lealtad, la honestidad; era ejemplo de una justicia heroica.

“Su paciencia, su mansedumbre, fueron el fruto de la heroicidad de la virtud de la fortaleza, que ejercitó de modo heroico, advertido por todos, durante toda su vida. Tenía una voluntad firme y constante /…/ Fue heroicamente fuerte en las estrecheces económicas, en las dificultades de algunas religiosas en las cuales había puesto mucha esperanza y sin embargo, abandonaron el Instituto. Cuando tenía que corregir a las novicias, lo hacía suavemente, pero con mucha energía”

“El lema de la Sierva de Dios era: Dios provee siempre y de todos modos a quien confía en El. Sobre todo en las fundaciones, cuando no tenía lo necesario, no se turbaba nunca. Confiaba, esperaba en Dios e infundía a todos esa esperanza heroica. Muchas eran las personas que recurrían a ella con el corazón angustiado y la sierva de Dios los despedía sonrientes y llenas de confianza y esperanza: sabía encontrar las palabras justas para los momentos justos” (Conclusión IV Voto, págs. 40-42)

(Breve espacio de silencio)

Estribillo: Teresa, violeta escondida

COMPARTIMOS LA ORACIÓN:

Se invita a hacer eco, de lo que hemos escuchado y orado, compartiendo una frase o palabra y de modo breve: ¿A qué nos urge? ¿A qué nos desafía? ¿A qué nos invita de manera personal y como familia religiosa?

Concluimos este momento, renovando nuestro DESEO de caminar junto a Jesús, a la escucha de su palabra y en la búsqueda continua de su Reino, acompañadas y respaldadas por el testimonio, la sabiduría y la intercesión de nuestras Teresas.

· Signo: Tomadas de la mano frente o alrededor del sagrario (si es posible)
· Padre Nuestro.

Bajo la intercesión de María, nuestra primera y única Madre, ponemos nuestras inquietudes y esperanzas, junto a las de tantos hermanos en el mundo.

Oramos: Bajo tu amparo…

Proclamamos juntas:

VOLVER
Himno Teresa Guasch (Violetas)
Celebraciones
tour virtual
Tour Virtual "Casa Madre"

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies