Centenario Teresa Guasch
Tour Virtual

Centenario Teresa Guasch
Actividades
07/08/2017

Celebración 15 de Agosto


Motivacion

La vida cristiana es una aventura con Jesús y el mes de agosto nos da la oportunidad de proyectarnos de una nueva manera en la mision, porque Él hace cada día todo nuevo.
En este mes muchas de nuestras hermanas inician el año escolar, otras se trasladan de comunidades para emprender otros servicios, otras en plena faena escolar o al final de los días de vacaciones de verano.
Nos reunimos en este día para recordar y seguir haciendo camino con la Venerable Madre Teresa Guasch, que acompaña nuestra andadura a lo largo de este año y a ella encomendamos la misión.
Recordamos en este mes dos hechos siginficativos en la vida de las Teresas, uno es que el 8 de agosto de 1848 Teresa Guasch recibe el Sacramento de la Confirmación y en este mismo mes nace su madre Teresa Toda en Riudecanyes el 19 de agosto de 1826.

Canto: Teresa violeta escondida por amor

TERESA, TERESA,
VIOLETA ESCONDIDA POR AMOR;
SU VIDA, SILENCIO, CAMINO DE ENTREGA HACIA DIOS.

Enviada de Dios, consagrada,
pedagoga con miras de fe;
//Tu ideal servidora del pobre,
tus modelos: Teresa y José//.
TERESA, TERESA…

Fue tu vida una cruz dolorosa
que supiste en tus hombros cargar,
//tu oración escondida y callada
animó tu deseos de amar//.
TERESA TERESA….

Hoy tus hijas alaban al Padre
por tu vida repleta de amor,
//Por tus manos abiertas al pobre, por tu obra que es obra de Dios//.

TEXTO DE LA PALABRA

Como a aquellos primeros “apóstoles”, también Jesús llama a cada una de las personas que han sido bautizadas en su nombre a colaborar con Él en la tarea de proclamar y hacer efectivo el Reino de Dios, el poder infinito de su amor que, al ser acogido con fe, vence las fuerzas del mal.

Evangelio: Marcos 6,7-13

En aquel tiempo, Jesús llamó a los Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus inmundos.

Les ordenó que nada tomasen para el camino, fuera de un bastón: ni pan, ni alforja, ni calderilla en la faja; sino: «Calzados con sandalias y no vistan dos túnicas».

Y les dijo: «Cuando entren en una casa, quédense en ella hasta marchar de allí. Si en algún lugar no los reciben y no los escuchan, márchense de allí sacudiendo el polvo de la planta de sus pies, en testimonio contra ellos».

Y, yéndose de allí, predicaron que se convirtieran; expulsaban a muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor.

Salmo para el camino (Se puede ir proclamando de manera paticipada)
Indícame tus camino, Señor; enséñame tus sendas.
Que en mi vida se abran caminos de paz y bien, caminos de justicia y libertad.
Que en mi vida se abran sendas de esperanza, sendas de igualdad y de servicio.
Encamíname fielmente, Señor.
Enséñame tú que eres mi Dios y Salvador.
Recuerda, Señor, que tu ternura y tu lealtad nunca se acaban; no te acuerdes de mis pecados.
Acuérdate de mí con tu lealtad, por tu bondad, Señor. Tú eres bueno y recto, y enseñas el camino a los desorientados.
Encamina a los humildes por la rectitud, enseña a los humildes su camino.
Tus sendas son la lealtad y la fidelidad, para los que guardan tu alianza y tus mandatos.
Porque eres bueno, perdona mi culpa.
Cuando te soy fiel, Señor, tú me enseñas un camino cierto.
Tengo mis ojos puestos en tí, que me libras de mis amarras y ataduras.
Vuélvete hacia mí y ten piedad, pues estoy solo y afligido.
Ensancha mi corazón encogido y sácame de mis angustias.
Mira mis trabajos y mis penas, y perdona todos mis pecados.
Señor, guarda mi vida y líbrame de mí mismo.
Señor, que salga de mi concha y vaya hacia ti,
y que no quede defraudado de haberme confiado a ti.
Indícame tus caminos, Señor, tú que eres el Camino.
Hazme andar por el sendero de la verdad, tú que eres la Verdad del hombre.
Despierta en mí el manantial de la vida, tú que eres la Vida de cuanto existe.

Canción:

Nos envías por el mundo
a anunciar la Buena Nueva,
/ /mil antorchas encendidas
y una nueva primavera. //

Si la sal se vuelve sosa
¿quién podrá salar al mundo?
// Nuestra vida es levadura,
nuestro amor será fecundo//

Siendo siempre tus testigos
cumpliremos el destino.
// Sembraremos de esperanza
y alegría los caminos. //

Cuanto soy y cuanto tengo
la ilusión y el desaliento.
// Yo te ofrezco mi semilla
y Tú pones el fermento. //

Para dialogar y orar en comunidad

• Compartir de manera sencilla en qué me ayuda la Madre Teresa Guasch en mi vida consagrada.
• ¿Cómo aprendo de ella la misión?
• ¿Cómo vivió ella en su vida el proceso de reestructuración?
• Dialogar de manera abierta y cordial lo que me sugiere la Madre Teresa Guasch en este momento histórico de la Congregacion y de la Iglesia.

Unimos nuestra plegaria a la fiesta de la Virgen de la Asunción y contemplamos a María: ella nos abre a la esperanza, a un futuro lleno de alegría y nos enseña el camino para alcanzarlo:
acoger en fe a su Hijo;
no perder nunca la amistad con Él,
dejarnos iluminar y guiar por su Palabra;
seguirlo cada día, incluso en los momentos en que sentimos que nuestras cruces resultan pesadas.

MARIA ASUNTA AL CIELO

Madre en el cielo, tú eres esplendor que no
ensombrece la luz de Cristo, porque vives en él y para él.

Tú eres la inmaculada,
eres transparencia y plenitud de la gracia.
Aquí estamos, pues, tus hijos, para buscar
amparo bajo tu materna protección e implorar
confiados tu intercesión ante los desafíos ocultos del futuro.

Te encomendamos a todos los hombres,
comenzando por los más débiles:
A los niños que aún no han visto la luz y a los que han nacido en medio de la pobreza y el sufrimiento; a los adolescentes rebeldes; a los jóvenes en busca de sentido, a las personas adultas que no tienen empleo
y a las que padecen hambre, olvido, violencia y enfermedad.
Te encomendamos a las familias rotas, a los ancianos que carecen
de asistencia y a cuantos están solos y sin esperanza.

Abre nuestros corazones a la justicia y al amor,
y guíanos hacia una comprensión
recíproca y hacia un firme deseo de paz.
Amén.

Cantamos el Magnificat por las maravillas que hace en nosotras.

Terminamos con la oración del Padre Nuestro.

ORACION FINAL

VOLVER
Himno Teresa Guasch (Violetas)
Celebraciones
tour virtual
Tour Virtual "Casa Madre"

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies